El mercado está comenzando a funcionar. Y en buena Hora. Los negocios necesitan reabrir y los emprendedores deben volver atender de forma presencial. A pesar de que algunos expertos auguran que esta maldita pandemia nos acompañará hasta el 2023 (al menos) obligándonos a repetir campañas de vacunación masiva y mantener las consabidas medidas de cuidado y control. Pero estamos recuperando una cierta normalidad, o mejor dicho una “nueva normalidad» (término trillado pero no se me ocurre uno más preciso).

Este nuevo mundo que surge de la pandemia ha roto algunos paradigmas y ha instalado otros. Son muchos los aspectos a considerar, pero podemos destacar algunos que, personalmente, creo que ya cambiaron nuestra forma de ver las cosas:

Digitalizados al 100%

Necesitamos estar con un pie y 3/4 en lo digital, y ojalá preparar todo nuestro modelo de negocio para que funcione de manera online, o al menos de forma híbrida. No se trata de abandonar la experiencia física, pero la Transformación Digital ya pasó de ser una tendencia a casi una obligación.

Pero quizás ustedes se pregunten ¿qué implica digitalizarse? La respuesta es enorme, pero podemos destacar algunos aspectos.

Lo importante que era lo no importante

Es curioso como todos los trabajos no fundamentales adquirieron un rol protagónico en la pandemia; las personas de aseo, los vendedores, los despachadores, aquellos últimos eslabones de la cadena de producción de pronto fueron claves. Personalmente soy un convencido que siempre lo fueron, solo que no habían los estímulos suficientes para detectarlo. La pandemia nos mostró que debemos aprender lo importante que son estos roles, y la importancia vital del último kilómetro en el proceso de compra. Durante la crisis por el COVID19 la logística falló. El caos  que se provocó entre los grandes del retail arrastró problemas que les afectan hasta el día de hoy afectando seriamente su reputación. La logística es clave, las entregas, los despachos, la presentación y cuidados que presentan los que despachan son tremendamente importantes, tanto como toda la experiencia anterior a la compra. De hecho, el proceso de compra no es el fin de la relación con el cliente, es tan solo el inicio.

Los espacios físicos que reciben afluencia de público y que pasaron meses cerrados ven con buenos ojos reabrir, pero antes de hacerlo es necesario que comprendan que el cliente y la sociedad cambiaron, debemos estar atentos a los mínimos básicos que deben generar confianza en aquellos que aún temen salir de casa, estas son las medidas mínimas con que deberían funcionar hoy los negocios y que sienten las bases para generar confianza en el público después de la reapertura.Las medidas para prevenir contagios son claves en la reapertura de los negocios

Mejor ventilación es mejor protección contra el Covid19. Este bicho de mierda se transmite vía aérea y la mejor forma de combatirlo es mejorar la ventilación de nuestros negocios. No soy experto en estos temas como para recomendar la forma óptima de ventilar, pero los la ciencia indica que la ventilación es clave en lugares cerrados. En este sentido, la medición del CO2 es casi más importante que los aforos o que tomar la temperatura (que a esta altura de la vida es casi inútil con la variante Delta campeando). DEBES medir los niveles de CO2 y tomar acciones con base a estas mediciones.

Medidas de protección constantes

Las mascarillas llegaron para quedarse por mucho tiempo, sino para siempre. Los guantes siempre se agradecen, así como las mallas para pelos, las que  ya no son un lujo. Las medidas de higiene se van a mantener en los rubros de la gastronomía o el turismo. La limpieza siempre ha sido importante, pero nunca tanto como ahora y la distancia social es clave. Pero la idea no es que todo parezca una clínica dental, es tiempo de innovar y hacer más amigable para nuestros clientes estas medidas. Las mascarillas pueden estamparse, los guantes pueden ser divertidos e incluso podemos gamificar las medidas de protección como distancias dentro de un local, ¿Nunca pensaste en poner un luche en el suelo para las distancias de 1 metro entre personas?

La distribución de los espacios debe ser inteligente, cómoda y segura. Olvidémonos de los pubs y bares donde los meseros piden permiso mientras zigzaguean entre las mesas, sillas y clientes.  Los lugares abarrotados de personas ya no son sostenibles, debemos ser inteligentes y seguros, debemos optimizar los espacios.

Vacunados

Lo siento, si hay algún antivacuna y terraplanista entre los lectores, pero las vacunas salvan vidas y siento que a esta altura ya no debería ser voluntario. Cualquiera que atienda público o trabaje con personas DEBERÍA ESTAR VACUNADO. Corta. Desde el punto de vista de los clientes, sé que los pases de movilidad son una política deficiente, pero la dirección a la que apunta es la correcta. No estar vacunado y pasearse como si nada es irresponsable.ANtivacunas Ignorantes

La adaptación y la reinvención son la base del emprendimiento, y en estos tiempos esas características serán la clave que te permitirá resurgir de las cenizas cual Ave Fénix. Infórmate, Innova, Cuídate y Cuídanos

 

 

 

 

 

 


Autor:
Claudio Alfaro Vercellino
CEO Agencia WOW